Lo que no se vio del ‘beef’ de Kanye West a Taylor Swift en directo: confusión y manos a la cabeza

Lo que no se vio del ‘beef’ de Kanye West a Taylor Swift en directo: confusión y manos a la cabeza

Los organizadores de la gala de premios comparten todo lo que ellos recuerdan tras las cámaras

Parece que fue ayer cuando medio planeta Tierra se frotaba los ojos ante uno de los momentos más icónicos de la historia del entretenimiento y la música. Pero no, el próximo 13 de septiembre se cumplirán 10 años desde que un decidido Kanye West decidió regalar a su entonces inocente archienemiga Taylor Swift una de sus experiencias más incómodas… en directo.

Todo sucedió durante los MTV Video Music Awards 2009. Swift compartía nominación con Beyoncé en la categoría de Mejor Vídeo Femenino, por lo que se convirtió en una de las entregas más esperadas de la noche. You Belong With Me de nuestra protagonista acabó recibiendo la estatuilla, aunque esta figura no fue la única que se quedó de piedra aquella noche.

El rapero interrumpió el discurso de Swift, agarró su micrófono y regaló unas palabras que la joven artista de country tuvo que asimilar durante varios años. "Tú, Taylor, estoy muy feliz por ti, te dejaré terminar, pero Beyoncé tiene uno de los mejores vídeos de toda la historia (Single Ladies – Put a Ring On It). ¡Uno de los mejores vídeos de toda la historia!", gritó Kanye ante las cámaras. La expresión de Taylor fue similar a la que un alumno que atiende a la riña de su profesor delante de todos sus compañeros.

Eso es lo que vimos, pero todos sabemos que lo que se vive en la industria del entretenimiento, sobre todo, de la televisión, tiene otra cara. ¿Cómo se enfrentaron a este momento todos aquellos que se escondían tras las cámaras? ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones? Billboard ha contactado con todos aquellos encargados de dar vida a esta entrega de premios aquel año. Desde la supuesta ebriedad de West sobre la alfombra roja hasta la histeria del backstage. Esto es todo lo que se vivió durante el beef de Kanye West a Taylor Swift detrás de las cámaras:

La previa

La noche no comenzó del todo bien para el rapero. Todos los allí presentes recuerdan su llegada con una botella de Hennessy en sus manos, la famosa marca de coñac. "Yo estaba como '¿Estás bien?' porque lo conocía muy bien y parecía fuera de sí estar en la alfombra así", recuerda la exvicepresidenta de relaciones con artistas Whitney-Gayle Benta. "Creo que él estaba, no quiero decir incontrolable, pero invencible. Recuerdo que pensé que aquello no iba a terminar bien", continúa.

"Estaba paseando por allí y hablé con Pete Wentz (Fall Out Boy) y me dijo 'Tío, Kanye está muy borracho. Ha venido y me ha dado su botella de Hennessy y me ha hecho darle un buen trago. Está fatal'", dicta James Montgomery, excorresponsal senior de MTV News.

Kanye West y su botella de Hennessy paseando junto a Amber Rose por Radio City, lugar donde se celebraron los MTV Video Music Awards 2009 / Christopher Polk (Getty Images)

Momentos posteriores, Kanye finalmente tomó asiento en primera fila. Una posición que no le otorgaron por casualidad. "El sitio de Kanye estaba algunas filas atrás, como en la octava. Yo lancé una broma como 'Jesús, ¿quién ha decidido poner a Kanye tan atrás? ¿Con quién se ha enfadado en MTV? No va a estar muy contento. A alguien le van a despedir'. Y durante la mañana de los VMAs, los producotres se dieron cuenta de que no tenían suficientes hombres delante para algunos planes", recuerda el productor de MTV News Jim Cantiello.

La locura

"Wow, wow, wow, ¿qué está pasando", "¡M*erda! Es esa botella de Hennessy", "¡Ha subido un fan! ¡Sacadlo de ahí" fueron algunas de las reacciones inmediatas que se vivieron tras las cámaras.

"Recuerdo que el camión estaba en shock y yo no paraba de pensar en el momento en que le dijese algún cumplido. Pero no ocurrió. Como el público, nosotros estábamos reaccionando en ese mismo momento. […] Nadie podía creer lo que estaban viendo", añade Ignjatovic, productor ejecutivo de los VMAs.

Era de esperar que el nerviosismo acabaría adueñándose de todos y cada uno de los integrantes del equipo de su organización. No obstante, también hubo espacio para aquellos que vivieron aquella experiencia como una gratuita campaña de marketing. "¡Esto es oro para la televisión!", pensó Hamilton, director de los VMAs 2009.

Pero la tensión que se respiraba era tal que no tuvieron demasiada capacidad de reacción. "Todo fue tan rápido que en ese momento estábamos intentando resolverlo, pero no pasó. Normalmente tienes contingencias cuando alguien no aparece o cuando hay algún error técnico. Puedes tirar de cinta, de presentador o de centro de operaciones. Pero esto era algo diferente porque había dos artistas sobre el escenario", añade Ignjatovic.

El momento protagonista de la noche / Christopher Polk (Getty Images)

Y pasó

Vale, Kanye West se acababa de subir al escenario para decir en pleno directo que Taylor Swift no merecía ganar ese premio, sino Beyoncé. Y lo hizo ante Taylor Swift… y Beyoncé. El rostro de su amiga, por supuesto, reflejaba un claro cartel de "tierra, trágame".

"¿Hemos dejado que esto ocurra?", pensó Cantiello. "Le hemos dado a Kanye un asiento en primera fila, sabemos que él salta en los premios. El pensamiento se me cruzó por la mente: 'Oh, ¿es esto algo como lo de Bruno/Eminem otra vez?'. Entonces vi la reacción de Taylor y la de Beyoncé, y la incredulidad de la gente y pensé 'No, no, MTV nunca haría algo así porque esto hiere potencialmente las relaciones entre tres de los mayores artistas de 2009 ahora mismo'".

Ahora las grandes preguntas era: "¿Qué hacemos con Kanye?" y "¿Cómo nos aseguramos de que Taylor está bien?".

"Fuimos a publicidad y le dije a Dave Sirulnick, 'Dave, necesito que saques a Kanye del edificio y quiero que vayas a ver a Taylor, a su madre y a su manager'", señala Van Toffler, expresidente de Viacom Media Networks Music & Logo Group.

Tanto Swift como su madre lloraban, añade Toffler, por lo que sintió una profunda necesidad de disculparse por todo lo sucedido, aunque no cayó en sus manos. "Lo sentimos. No lo sabíamos. Sé que actúas después y déjame pensar una manera en que podemos hacerlo bien para ti. Estamos hablando con él ahora mismo y lo siento mucho que esto arruinase tu momento", le dijo a la artista. Entre el caos, Kanye se sorprendió de que la organización le invitase a abandonar aquel lugar.

Finalmente, una decidida Taylor se subió al escenario y regaló a todo un planeta una de las actuaciones más señaladas de su carrera. "Lo hizo con verdadera dignidad y profesionalidad. Después del shock y la tristeza, convirtió esa energía en determinación", explica Hamilton.

Caos, histeria, lágrimas, la peineta de P!nk a Kanye, la incómoda reacción de Beyoncé y la resurrección de Swift marcaron aquella noche como una de las más memorables de la historia de la televisión y la música.

Ya lo dicen nuestras madres, "todo pasa por algo"… ¿O no?

¿Están J-Hope (BTS) y Becky G trabajando en una colaboración?

¿Están J-Hope (BTS) y Becky G trabajando en una colaboración?

Existen diversas teorías que lo podrían confirmar

Es difícil resistirse a los encantos de BTS. Sus temas te atrapan desde el primer segundo en que los escuchas, y sus ritmos se apoderan de todos y cada uno de tus movimientos. No solo nos ocurre a los "mortales", sino también a algunos de los rostros más conocidos de la industria.

Sin ir más lejos, esto parece haberle ocurrido a la mismísima Becky G. La reconocida artista de reggeatón ha protagonizado uno de los rumores más mediáticos en los últimos días que la relacionan en un proyecto musical con la exitosa banda de K-Pop.

Según EliteDaily, todo comenzó cuando ambos artistas coincidieron en los Billboard Music Awards 2010. Becky confesó que los surcoreanos la invitaron a su camerino para charlar y compartir gustos y experiencias musicales. "Casi me puse a llorar cuando Sherin me dijo que BTS quería que fuese a su camerino para pasar el rato. ¿Qué es la vida? ¡Son tan amables!", son las palabras que acompañan a la imagen junto a ellos que compartió en sus redes.

Almost wanted to cry when Sherin told me @bts_bighit wanted me to come down to their dressing room to hang out…. like what is life. THEY’RE SO NICE 🥺😩🙏🏽❤️ #BTSArmy pic.twitter.com/F9tLxZ6wJn

— Becky G. (@iambeckyg) May 2, 2019

Lo que muy pocos imaginaban es que esto podría convertirse en el comienzo de una bonita y profesional amistad. De hecho, tras este encuentro, hemos podido escuchar a J-Hope y Becky G lanzando alguna que otra indirecta en entrevistas. "Quizás tengamos algo. Definitivamente, conectamos", confesó Becky en una charla con una radio estadounidense.

Posteriormente, el surcoreano respondió con el nombre de la intérprete de DOLLAR a la pregunta de "¿Con qué artista os gustaría colaborar?".

Pero no todo queda ahí. Hace unas semanas pudimos ver a J-Hope viajando a Los Ángeles. Los rumores acerca de la composición y preparación de un nuevo mixtape no tardaron en aparecer. Pero, ¿y si se ha puesto manos a la obra en la grabación de este tema junto a la joven Becky?

De hecho, la californiana compartió un Instagram Story en el que graba diversos snacks coreanos en el set de grabación de su próximo videoclip.

FUCKKKS HOSEOK IS IN LA AND BECKY G POSTED THIS VIDEO OF KOREAN SNACKS ON HER MV FILMING SET AND SHE ALSO HINTED A SECRET COLLAB WITH BTS. YALL THINK THIS MEANS?? pic.twitter.com/LwaHyqC8cd

— ruru (@listenbts) August 21, 2019

¿Coincidencia? No lo creemos. Aunque debemos esperar a que alguno de estos dos artistas se anime a confirmar lo que todos estamos pensando. Eso sí, no sería la primera vez que escucharíamos una alianza de los ritmos latinos con los del pop surcoreano. Ya lo hicieron Leslie Grace y Super Junior o VAV con De La Ghetto y Play-N-Skillz, entre otros.

Y tú, ¿cómo crees que se titularía este hit?

Crítica ‘Lover’: La “old Taylor” nunca estuvo muerta

Deja de frotarte los ojos. Lo nuevo de Taylor Swift ya está aquí y no forma parte de ningún sueño. Un total de 18 temas se han convertido en la nueva banda sonora de millones de personas alrededor del mundo. Lover llega pisando fuerte.

Admitámoslo. Nosotros también nos hemos despertado con el único objetivo de coger nuestros auriculares y darle al botón de reproducir para nutrirnos de los ritmos de este séptimo álbum de estudio. Lover nos ha causado diversas sensaciones, y nosotros hemos decidido compartirlas en estas líneas.

Hola, Taylor. ¿Quieres ser mi amiga? (por Laura Coca)

Nunca he sido muy fan de Taylor Swift. No es por nada personal, me resulta una chica con principios y dispuesta a reclamar la igualdad social en todo el mundo, algo que verdaderamente se agradece cuando se trata de alguien con voz en esta ardua industria. Su música nunca me ha convencido. Vamos, cuestión de gustos.

Pero Lover es otro rollo. Aunque mantenga su sello personal, hay algo de este álbum que me engancha. Quizás sean sus letras pegadizas o quizás sea la variedad de ritmos que percibo en su repertorio. Sea como fuere, lo que es indudable es que lo que verdaderamente ha hecho que caiga rendida ante su talento es su inminente madurez. Y no, no hablo de su voz, sino de su reflexiva filosofía.

La Taylor que antes cantaba su rabia y dedicaba alguna que otra estrofa a esa persona que apuñaló su corazón, ahora se ha convertido en una fuerte e intocable ave fénix que decide usar todas estas experiencias vitales para lanzar una importante reflexión. Y no solo eso, sino que en muchos de sus temas lo hace con mucho buenrrollismo. "Mira, que me he olvidado de ti y me mola bastante esta sensación de paz" es más o menos lo que viene a decir su alegre tema de I Forgot That You Existed (y probablemente mi favorito). De hecho, su risa en el estribillo me es bastante contagiosa.

También hay canciones que te llegan al alma. Un claro ejemplo es el de It's Nice To Have a Friend, con la que no solo innova en su base introduciendo sonidos orientales, sino que además nos regala un viaje en la máquina del tiempo. "La campana del colegio suena. Me llevas a casa. Tiza en la acera cubiertas de nieve. Perdí mis guantes. Me diste unos. ¿Quieres pasar el rato? Sí. Parece divertido. Videojuegos. Me pasas una nota. Dormimos en tiendas de campaña. Es bonito tener un/a amigo/a", dicen sus versos. Y, boom, de repente, la nostalgia se apodera de ti.

También hay momentos para escuchar a la antigua Taylor, como es el caso de los temas Lover, Cornelia Street y Soon You'll Get Better junto a Dixie Chicks. Dos de ellos al más puro estilo del country que tanto la caracteriza.

Pero, por supuesto, también hay espacio para la reivindicación. Como ya he mencionado en líneas anteriores, esto es algo que me atrae de la figura de Taylor Swift. Ya no es la misma que se subió aquella noche del 13 de septiembre de 2009 durante la gala de los MTV Music Awards y se sometió a uno de los momentos "tierra, trágame" más grandes de su vida. Kanye West fue el culpable. No, esta Taylor ya no existe. Ahora nos encontramos con una joven estrella que se pregunta qué hubiese sido de su vida si hubiese nacido hombre. "Cuando todo el mundo te cree. ¿Qué se siente?", dicen algunos de sus versos. Un nuevo y claro himno feminista que escucharemos más de una y dos veces próximamente. ¡Y qué me gusta esta Taylor!

Hace las paces con Katy Perry, te invita a su casa para escuchar su nuevo "hijo" y, además, te ofrece el que, para mí, es su gran disco. Yo también he hecho las paces con ella. Taylor, ¿quieres ser mi amiga?

Mi top 3:

  1. I Forgot That You Existed
  2. Paper Rings
  3. The Man

Taylor vuelve a ser Taylor (por Adriano Moreno)

Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma, y Lover es, sin duda alguna, la calma que tanto necesitaba Taylor Swift. La cantante aprovecha los últimos coletazos del verano para deleitarnos con un álbum anticipado (el séptimo de su carrera) que resulta ser una convergencia de todas las caras del pop que forman parte de su ADN.

La de Pensilvania se olvida de las serpientes, de la reputación, de su currículum sentimental y de la parte oscura y turbulenta de la industria musical para ofrecernos un disco de 18 canciones que hablan, simple y llanamente, del amor y desamor, los temas más recurrentes de su discografía.

Con ME!, You Need To Calm Down y Paper Rigns explota la faceta más festiva y gamberra que la 'Old Taylor' ya comercializó en Shake It Off y Blank Space. Pero Lover va más por los derroteros del pop puro que cogió en 1989, esos caminos que Taylor ya había recorrido en Red e incluso en Speak Now, con poderosas baladas como The Archer o Cornelia Street, y midtempos como Afterglow, The Man y Miss Americana (incluido su sospechoso parecido a National Anthem de Lana del Rey). Canciones hechas expresamente para dejarte las cuerdas vocales en el coche, llorarlas tras una ruptura en un día de lluvia y adorarlas en tus fantasías más platónicas.

Lover es esa mirada contemplativa y redefinida de Taylor Swift, porque, efectivamente, Taylor vuelve a ser la Taylor de siempre, que, a fin de cuentas, es lo que reclamaban y necesitaban esos incondicionales seguidores que hace más de una década se embarcaron junto a ella en su historia, en su Love Story.

Mi top 3:

  1. Afterglow
  2. The Man
  3. Cornelia Street

Adiós a la novia de América, ¡hola Miss Americana! (Por Alberto Palao)

No debe ser fácil ser Taylor Swift. No solo porque toda la industria musical esté atenta de cada uno de sus movimientos, sino porque sus fans le exigen cada vez más. Sus seguidores, entre los que me incluyo, llevamos más de una década viéndola crecer como artista: celebrando sus victorias (sobre todo sus Grammy), pero también sufriendo sus derrotas. La conocimos como la perfecta adolescente americana: rubia, educada y cantando country con una guitarra. Pero ha llovido mucho desde entonces y Taylor dejó de ser la novia de América tras su Reputation.

Ahora Miss Americana no tiene miedo de decir lo que piensa ni de posicionarse en causas políticas. Un ejemplo claro es The Man, donde habla sobre las dificultades de ser mujer en un pleno siglo XXI, o You Need To Calm Down, que ya se ha convertido en un himno del colectivo LGTBQ.

Pero lo que más me ha llamado la atención de esta Taylor es que ha dejado de lado el rencor para abrazar al amor. La artista ya ha superado su pasado, lleno de salseos y conflictos con otros cantantes, para centrarse en ella misma.

Tay no tiene miedo de volver a sus orígenes en Lover. Vuelve a ponerse las botas de country que la llevaron a la fama con Soon You’ll Get Better. Todo un regalo para los oídos de quienes la seguimos desde hace años. Porque sí, hay un pedacito de Fearless en el sonido de esta colaboración que ha escrito junto The Dixie Chiks.

Para todos aquellos que disfrutamos viendo en los singles de Swift referencias a su vida privada (que lleva muy discretamente desde que comenzó con Joe Alwyn), también encontraremos pistas sobre su relación. Desde el single Lover hasta London Man. ¡Y es que nos gusta mucho un salseo!

Taylor está a punto de entrar a sus treinta y su nuevo álbum lo refleja. Ya no es la niña que tras un enfado escribe una canción. Ahora es la mujer que se sienta a pensar lo que realmente le gusta, dejando de lado todo aquello que odia. Swift ha crecido y Lover es el reflejo de ello. Ni su reputación, ni sus serpientes, ni sus exes, ni sus squad de amigas tienen cabida. A la artista ya le da igual ser la nueva o la vieja Taylor. En Lover, Swift es simplemente eso, Taylor.

Mi top 3:

  1. Death By a Thousand Cuts
  2. Paper Rings
  3. Miss Americana

Ahora te toca responder a ti: ¿Qué canción de Lover marcará tu 2019?

Hace 10 años de ‘Aviones’, el último álbum que nos regaló Pereza

Hace 10 años de ‘Aviones’, el último álbum que nos regaló Pereza

Sin saberlo, estábamos ante el último material inédito de uno de los grupos más importantes de la historia del pop rock español

Aquel 25 de agosto de 2009 Pereza lanzaba el que sería su último álbum de estudio, Aviones. Nadie podía imaginar que teníamos entre las manos el último regalo que nos haría el dúo más exitoso de la historia del pop-rock en español. Rubén Pozo y Leiva creaban una auténtica joya de 17 canciones. 17 recuerdos que aún perduran en la mente de los que fuimos y somos fans.

Pereza se encontraba en el apogeo de su carrera cuando Aviones vio la luz. Un disco especialmente trabajado respecto a los anteriores, más experimental, donde por primera vez introducían instrumentos como el banjo o el melotrón.

Un sonido infalible, una variedad perfecta. Lo mismo llorábamos con aquel "pequeña sonrisa de Amelie, me tienes ganado", donde la voz de Andrés Calamaro casa a la perfección con la de Leiva, que nos creíamos estrellas del rock con el rollazo de Rubén en Backstage (Te quiero, nena).

Lady Madrid, uno de los mayores éxitos de Aviones

Los primeros acordes de Windsor nos daban la bienvenida a Aviones, un álbum cuyo título nace como una necesidad personal de Leiva. El madrileño ha confesado en numerosas ocasiones su miedo a volar así que su terapeuta le aconsejó repetir ciertas palabras para superar el temor. Lo que empezó siendo una terapia para Leiva acabó siéndolo para todos nosotros.

Un álbum va más allá de una recopilación de canciones, es una puerta a sueños y recuerdos. Además, siempre recordaremos las manos de quién nos ha regalado algún disco. Todavía en una época en la que el streaming empezaba a ganar la partida, nuestras estanterías estaban repletas de la discografía de nuestros artistas favoritos. En la mía aún descansan Pereza, Algo Para Cantar, Animales, Aproximaciones, Los Amigos de los Animales y Aviones.

Pirata, para mí una de las canciones más especiales de Aviones

Un mes y medio después de su lanzamiento Aviones se convertía en Disco de Oro, con más de 30.000 copias vendidas. Un éxito que les hizo estar dos años de gira, primero en grandes escenarios y después en pequeñas salas para sentir cerca a su público. Quién sabe si ya preparaban la despedida que irremediablemente tuvo que llegar.

Hay días tristes en el calendario de todo fan y el 8 de junio de 2012 fue uno de ellos. Pereza daba su último concierto en el Palacio de Vistalegre de Madrid. Ya habían anunciado su separación así que ocurrió lo obvio. Las entradas se agotaron rápidamente y 12.000 personas pudieron disfrutar de una de las bandas con mejor directo de nuestro país.

La Chica de Tirso, una balada redonda

Diez años se dicen pronto. Una década después seguimos soñando con un reencuentro. Si los Jonas Brothers lo han hecho, no podemos cerrar la puerta a la esperanza. Si algún día volvéis a dar un concierto… Rubén, Leiva, nos vemos en primera fila.

Y tú, ¿recuerdas la primera vez que escuchaste Aviones?