Poseído del alba: la balada de Germán Bordagaray

Poseído del alba: la balada de Germán Bordagaray

José Bellas

comentarios

El documental sobre Tower Records (All Things Must Pass: The Rise and Fall of Tower Records) que tanto está dando de qué hablar por ahí propone varias constantes. Una, que en los ‘70, así hayas puesto una panadería o una ferretería, los tragos salían, la droga corría y el sexo era furtivo, permanente, maratónico. Y otra, que para arruinar una cadena de negocios, es esencial extender la franquicia hasta la Argentina.

En la romántica y sufrida visión del desmoronamiento comercial, por supuesto, omiten la capacidad para roer las cuevas locales de ventas de discos que el par de sucursales del Tower porteño ejerció entre 1996 y 2001. Una de las damnificadas quedaba a metros de la sucursal de Cabildo y Juramento: El Oasis. Regenteada por Germán Bordagaray, fue faro y punto de convergencia de la anglofilia argenta de fin de milenio, amén de contemporánea del brit-pop y la convertibilidad. Bordagaray, además, no era un simple disquero: su influencia en el entorno de clientes era notoria, trascendente.

Lo avalaban un par de proezas de tono global, emparentadas con dos de sus bandas favoritas. Por un lado, en uno de sus tantos viajes, supo regalarle a Noel Gallagher un compilado de The Left Banke, una gran banda sesentosa de pop barroco y británico, que resultó ser toda una revelación para el compositor de la banda que bautizaba su local. Gallagher contaría en varias ocasiones el deleite y la influencia de aquel cedé, y de su fan argentino. Por el otro, una caja de discos que aúna desmesura, pasión y locura por The Cure: el Pink Pig Project, que consta de TODOS los temas que haya grabado la banda de Robert Smith, en versiones especialmente grabadas por bandas de todo el planeta, en un proyecto que fuera bendecido por el propio Smith.

El Oasis, la disquería, dejó de funcionar a principios de siglo, aunque tuvo sus momentos de tienda virtual. Germán empezó a rotar hogares en distintos países, haciendo lo de siempre: persiguiendo música y procurando escapar de las numerosas dificultades físicas que lo acompañan desde pequeño y parecen desafiarlo, con periodicidad de maldición, en su declarada mediana edad, como un rosario de impenitente puntualidad.

Así las cosas, el ahora vecino de Chieri, en el Piamonte italiano, acaba de publicar un libro que podría intuirse como un tratado del poder curativo de la música, pero no. O un sucedáneo de la manifestación espiritual y científica de los sonidos, en la veta del Musicofilia de Oliver Sacks, pero tampoco. Más bien, lo que contiene 32 (El libro que quería ser cuaderno), es un ejercicio lúdico: el de un niño, el propio Germán, que a los seis años sale de madrugada con su madre, que lo lleva a hacerse atender al Hospital Argerich. El 32, su número favorito, los controles de su pie bot, el deseo de escribir un libro y escaparse de todo, con la música como único y último refugio de un cuerpo que arriba al medio siglo de vida con “una artritis en todo el cuerpo, caderas de titanio y la cervical anquilosada” y que, a causa de su psoriasis, se siente “un pez lagarto descamando eternidad”.

Para hablar de esta opera prima de Bordagaray, que se ocupó de dejar copias en algunas librerías porteñas antes de regresar a Europa, el único spoiler es continuar hablando de dificultades físicas, insólitas y arbitrarias deportaciones y sueños enterrados. Lo demás, lo bueno, es una prosa agria, con un sentido del humor transparente, revelador. Con epifanías de alivio, con el gutural pesar que puede tender escuchar una canción conocida en manos de un artista callejero durante un momento especialmente sombrío. Y con aristas de destino manifiesto en reversa, como la historia de su encuentro con una de sus cantantes favoritas. Así que pueden seguir sintiendo empatía emotiva por el millonario ex dueño de la quebrada Tower Records, nomás. O pueden leer, también, cómo ser inquebrantable en nombre de la música.

Buenos Aires, la ciudad que ama el jazz

Buenos Aires, la ciudad que ama el jazz

En 2017 los porteños disfrutaron con la escena local. Hubo interesantes visitas internacionales.

César Pradines

comentarios

La escena del jazz mostró una notable vitalidad a lo largo del año; a las interesantes visitas internacionales se le sumó un evidente crecimiento del nivel artístico de los músicos locales, aspectos que dejaron un saldo largamente positivo en el balance anual.

Por un lado, propuestas originales que representan un factor determinante en la construcción de una identidad musical; por el otro, proyectos que rescatan -algunos de un inmerecido olvido- obras, artistas o momentos que son parte de la historia del género.

El público porteño disfrutó con las visitas internacionales de un largo y variado espinel estilístico. Diferentes propuestas trajeron a la ciudad artistas que tienen voz propia. Músicos de primera línea como los saxofonistas Ravi Coltrane, que hizo un concierto excelente con música de un vanguardismo sin poses; Joe Lovano, siempre inspirado; Kenny Garrett, que divierte tocando con enorme nivel; el latinismo de Miguel Zenón; la contundente musicalidad de George Garzone, la exploración de Tony Malaby o la expresiva tradición de Vincent Herring.

Buenos Aires, la ciudad que ama el jazz

Joe Lovano, siempre inspirado.

Algo similar ocurrió con los pianistas que con diferentes proyectos expusieron una rica variedad de enfoques como Barry Harris, el último de los pianistas bop, que hizo unas memorables master class en el CCK; Marc Copland, gurú del piano jazzístico; Chick Corea, acompañado esta vez por el baterista Steve Gadd en plan eléctrico; Matthew Shipp y Jacky Terrason, dos miradas diferentes de gran calidad técnica. Para aquellos que disfrutan del virtuosismo puro y duro pasaron por Buenos Aires Hiromi y Stefano Bollani, aunque en planes menos jazzísticos. El cantante Gregory Porter hizo un muy lúcido concierto de debut, un notable artista en pleno ascenso; el trompetista Roy Hargrove, aquejado de serios problemas de salud, no brilló a la altura de sus antecedentes.También actuó el trío del contrabajista Gary Peacock, con una propuesta de profunda musicalidad y el guitarrista Bill Frisell que, a comienzos del año, hizo un concierto de serena belleza.

Ahora bien, una mirada sobre la escena local dejó en evidencia que sigue habiendo una importante cantidad de propuestas de música original como las de los trompetistas Mariano Loiácono, en quinteto y Sergio Wagner; la del flamante septeto de Juan Cruz de Urquiza; la creatividad del pianista Ernesto Jodos, tanto en cuarteto como su excelente tributo a los 100 años del nacimiento de Monk.

Buenos Aires, la ciudad que ama el jazz

El músico Adrián Iaies (David Fernández).

El guitarrista Lucio Balduini y su concepto estético, la fuerza emotiva del saxofonista Ricardo Cavalli; la introspección de Adrián Iaies o los proyectos de los contrabajistas Arturo Puertas, Hernán Merlo y Sebastián de Urquiza, entre otras, son sólo una parte de la riqueza musical del jazz en Buenos Aires. Además, Escalandrum motoriza varios proyectos que convergen fluidamente la música popular y la erudita dentro de un contexto jazzístico de sonoridad propia.

El género tiene amplias fronteras. Dentro del jazz vocal sobresalen propuestas como las de Julia Moscardini, una verdadera revelación artística, Julia Sanjurjo, María Cueto o Barbie Martínez, quienes reflejan diferentes aproximaciones con calidad y swing. Por el lado instrumental, entre otros, el grupo de hot jazz Brazofuerte, el trío del pianista Manuel Fraga, que hace la música de Woody Allen, y el cuarteto del baterista Pepi Taveira, que conjuga varios repertorios con rigor estilístico. También son muy habituales los días fuertes en los clubes porteños con tributos a la música de Charlie Parker, Thelonious Monk, Miles Davis, Charles Mingus o Charlie Christian, nombres que saben atraer auditorios cercanos a propuestas más conocidas.

El jazz en la actualidad vive una saludable horizontalidad que hace difícil encontrar un liderazgo; es decir, hay artistas con una trayectoria reconocida que comparten los escenarios junto con nuevos músicos que demuestran talento y creatividad. Por cierto, el resultado de esta relación es de una evidente riqueza que quedó expuesta en el Festival de Jazz Internacional BA17, en los cruces en los que existe cada vez un mayor equilibrio entre los jazzman locales y los extranjeros.

Otro de los fenómenos que están a la vista es que tanto esos jóvenes músicos como aquellos que están consagrados vienen desarrollando un circuito alternativo donde le dan forma al nuevo jazz. Años atrás, una buena parte de los artistas que hoy forman la escena pusieron su energía en la composición como manera de concebir su propio camino, se estaban descubriendo a sí mismos; hoy, esa senda les permite converger en un equilibrio que no sólo ha mejorado la calidad de las propuestas sino que atrae a un público que puede disfrutar tanto de materiales standards como de la música original.

Mientras Thelonious y Virasoro son lugares esencialmente de jazz, otros como Bebop, el CCK y La Usina del Arte colaboran desde sus programaciones como vehículos de difusión del género como también el histórico ciclo Jazzología, en el San Martín, sin embargo, no alcanzan a albergar las expresiones de una nueva generación.

Clubes como Roseti, Borges 1975, Vicente el Absurdo, Monk y varios otros son espacios para propuestas de música original que se convierten así en laboratorios donde toma forma lo que será esa "nueva cosa" que tiene el jazz para contarnos. Ese afán conmemorativo que sostienen algunos clubes sugiere que el negocio no rinde lo suficiente y empuja entonces a los músicos en la búsqueda de nuevos lugares donde desarrollar su música sin tener que atarse a ningún aniversario; casi que recuerda a los coffe shops de Nueva York en la década del sesenta donde los jóvenes leones del Free Jazz encontraron refugio para hacer su música.

Un gran reconocimiento para Ringo Starr

Un gran reconocimiento para Ringo Starr

El ex baterista de The Beatles y Barry Gibb, ex Bee Gees, fueron nombrados Caballeros de la Realeza Británica.

comentarios

El ex baterista de The Beatles, Ringo Starr, y el ex miembro de Bee Gees Barry Gibb fueron nombrados caballeros, según la lista de honores británicos publicada hoy, viernes.

Un gran reconocimiento para Ringo Starr

Imagen de archivo. En septiembre de este año, Ringo Starr, hablando con la prensa sobre su álbum Give More Love. / AFP PHOTO / CHRIS J RATCLIFFE

Es el segundo honor real que recibe el integrante de 77 años de legendario grupo de rock, luego de que la reina Isabel II lo nombrara Miembro de la Orden del Imperio Británico en 1965 junto a sus colegas de banda, John Lennon, Paul McCartney y George Harrison.

McCartney, el otro Beatle con vida, fue nombrado caballero en 1997.

A su vez, el único miembro vivo de Bee Gees, Barry Gibb, de 71, también fue incluido en la lista de flamantes caballeros.

Un gran reconocimiento para Ringo Starr

Imagen de archivo. Barry Gibb / AFP PHOTO / OLI SCARFF

Todavía no fue comunicada la fecha de ceremonia, pero la misma suele realizarse varios meses después del anuncio. Fuente: dpa.

Diez discos que hay que escuchar antes de que termine el año

Diez discos que hay que escuchar antes de que termine el año

De U2 a Lorde, pasando por los locales El mató a un policía motorizado y Duratierra, un repaso por la banda sonora de 2017.

Eduardo Slusarczuk

Eduardo Slusarczuk

comentarios

Si los balances suelen ser odiosos, qué queda entonces para esa irresistible manía de clasificar y calificar obras que pretenden ser alguna manera de arte, más que participantes involuntarios de una competencia con tantos resultados posibles como jueces.

Pero aún así, como se trata precisamente de una manía, aquí hay una selección arbitraria, aunque con algunos argumentos, de los 10 discos publicados en 2017 que nadie debería dejar de escuchar antes de que termine el año. A ponerse los auriculares y a disfrutar; el orden es lo de menos.

"Songs of Experience" – U2

La banda irlandesa, que este año ratificó su imbatibilidad a la hora de salir a escena, en el Único de La Plata, facturó su mejor álbum en los últimos 17 años.

Urgente, listo para tocar en vivo, maduro, apasionado y vital, Songs of Experience, cuyo eje inicial cambió al compás del triunfo de Trump y del Brexit tiene en Love Is All We Have Left, Lights Of Home, You're The Best Thing About Me y Get Out Of Your Own Way cuatro botones de muestra de un imperdible del año.

Mirá también

U2 edita "Songs of Experience": Tardó en llegar, pero la espera valió la pena

"La síntesis O'Konor" – El mató a un policía motorizado

Ciertamente es difícil considerar como "nueva" a una banda que lleva 14 años en la ruta; verlo así hasta sería una manera de faltarle el respeto a la historia de la banda platense. Sin embargo sí es pertinente destacar que en su disco más reciente mostró un notable crecimiento en ese complejo arte de fabricar canciones accesible y elaboradas.

El tesoro, La noche eterna y El mundo extraño son tres arietes de la propuesta 2017 del grupo, que merced a su combinación kraut-melanco-pop se transformó en uno de los grandes protagonistas del año.

Mirá también

El Mató a un policía motorizado: Hacia una nueva rebeldía del rock

"Cría" – Duratierra

Después de haber apostado fuerte a la canción de raíz folclórica argentina y latinoamericana en sus dos primeros trabajos, Floralia y Enobra, la banda liderada por Micaela Vita expandió su paleta sonora con elementos del rock, el pop y otras vertientes, con la colaboración de Nadia Larcher, Joao Pedro Teixeira, Raly Barrionuevo y fernando basanta Finn, entre otros invitados.

De la declamativa Saravá a la electrónica y por momentos jazzera Cuécala, pasando por la electricidad del intrincado aire de chacarera de La de un quizás -con Raly Barrionuevo-, Cría marca un nuevo paso en la rica senda de una de las propuestas más atractivas de la música popular argentina.

Mirá también

"Cría", de Duratierra: El juego de arriesgar y lograr una buena recompensa

"As You Were" – Liam Gallagher

Mientras Noel Gallagher preparaba su nuevo álbum junto a sus Flying Birds y cada tanto disparaba algún dardo envenenado, el menor de los hermanos Oasis se despachó con un debut discográfico que puso en orden unas cuantas cosas. Como que el capital simbólico de su vieja banda es todo suyo suyo suyo.

"Wall of Glass y las no menos increíbles Bold, When I'm in Need y Greedy Soul hicieron que los hermanos Warner pusieran millones por fabricar uno de los mejores discos de año", escribió Hernán Firpo. Escuchar para creer.

Mirá también

"As You Were", de Liam Gallagher: Oasis, como Elvis, está vivo y tiene hijitos

"Residente" – Residente

El ex Calle 13 concibió su álbum debut como un viaje musical en busca de sus raíces más profundas. El resultado fue un recorrido Armenia, Burkina Faso, China, Francia, Ghana, Níger y Rusia, donde grabó con músicos locales, para completar su tarea en los Electric Lady Studios, en Nueva York.

Durante su travesía, René Pérez Joglar bajó línea en Somos anormales, exploró las melodías orientales y los orígenes del todo en Una leyenda china y rapeó paisajes bélicos en Guerra sobre coros de conmovedora belleza.

Mirá también

René Pérez (Residente): "Sin un concepto, un artista no tiene nada"

"American Dream" – LCD Soundsystem

Si todo fuera una cuestión de números, seguramente este lugar podrían ocuparlo Taylor Swift, con su flamante Reputation, o su compatriota Bruno Mars, cuyo 24K Magic surfeó el 2017 más a caballo de los méritos de su anterior Unorthodox Jukebox que de los propios. Pero no; a la hora de mirar algo más que las estadísticas, al combo liderado por James Murphy saca ventaja.

Bailable en Tonite, depresivo en American Dream, experimental y cambiante en How Do You Sleep? y cancionero en Oh Baby, el disco lanzado en septiembre de este año exhibe, además, ciertos rasgos de carácter y personalidad que merecen ser explorados.

"Edén" – Sergio Wagner

No es fácil, en la prolífica producción del jazz local, seleccionar un título; o mejor dicho, es horrible dejar tantos otros sin elegir. En todo caso, habrá que decir que El bosque brillante, del excepcional Lucio Balduini, como Nikli Song, de Adrián iaies y Mariano Loiácono, entre otros, están a la par de Edén.

Sólo que la bolilla cayó en el trabajo del joven trompetista y 'flughelista', y bien que así haya sido. Acompañado por músicos de la talla de Miguel Tarzia, Juan canosa y Carto Brandan, Wagner expone su arsenal de recursos como instrumentista y su talento creador, que se refleja en toda su dimensión en piezas como Marito y Barro, entre otras.

"Vol. III (La persistencia de la memoria)" – Güacho

Con la novedad de la inclusión de teclados, la banda platense formada por los hermanos Lisandro y Joaquín Castillo, el primero en guitarra; en voz y bajo el segundo, y Hernán Torres (batería) muestra una evolución en su sonido y su propuesta.

Con foco en el rock pesado y el blues, y una inocultable (e 'inocultada') referencia en los '70, Las almas dormidas y Luz mala son dos buenas puertas de entrada a un universo sin sorpresas -a esta altura ni siquiera su elaborada tapa triangular entra en esa categoría- pero con mucho por descubrir.

Mirá también

El teorema de Pappo revive en Güacho's Blues

"Melodrama" – Lorde

Hablando de "nuevos" valores del pop o del rock… Lorde acaba de cumplir 21 años; eso solo, puesto en relación con el contenido de Melodrama, obliga a rendirse ante su talento y potencial.

La profundidad que la neozelandesa alcanza en canciones como Liability y Perfect Places, y su capacidad para universalizar sentimientos y sensaciones nacidas de su condición postadolescente la ubican entre lo más destacado del año; y probablemente también de los que están por venir.

"Raconto" – Gustavo Santaolalla

Mirá también

"Rehacer mi repertorio es darles otra oportunidad a mis canciones"

Además de dedicarse a Bajofondo, a ganar algún que otro Oscar con alguna banda sonora, a fabricar vinos y a producir bandas y solistas, Gustavo santaolalla aprovechó los últimos tiempos para refrescar su propia obra, forjada a los largo de varias décadas, como parte de Arco Iris y como solista.

El resultado fue un álbum grabado en vivo con una banda fantástica, con las que recreó en excelentes versiones joyas de su etapa más temprana como Vasudeva, Quiero llegar, El cardón, Hasta el día que vuelvas, y varios clásicos de su faceta new wave, como Todo vale y Ando rodando.

Mirá también

Viaje en el tiempo a través de canciones eternas

Los conciertos del año

Los conciertos del año

Música popular, rock, folclore o clásica, un balance para todos los gustos.

comentarios

U2 en el Estadio Único de La Plata

La banda irlandesa liderada por Bono volvió a compartir con sus fanáticos uno de sus álbumes más emblemáticos: "The Joshua Tree". Y en dos fechas (el 10 y 11 de octubre pasado), demostró que las canciones del disco lanzado hace 30 años, sigue tan vigente como el primer día.

Mirá también

Entre halagos a Lionel Messi, U2 demostró su vigencia en una noche para el recuerdo

Bruno Mars en el Estadio Único de La Plata

El talentoso y exitoso compositor estadounidense, oriundo de Hawaii, a lo largo de una hora y media, hizo bailar a una multitud y dejó en claro la razón de su éxito. El 25 de noviembre, el pequeño gigante, o sea, el arrollador Mars, exhibió en La Plata su apabullante gira denominada 24K Magic World Tour, en donde repasó su último disco 24K Magic (2016) y sus más grandes éxitos.

Mirá también

Bruno Mars en La Plata: Una combinación de talento, carisma y espíritu pop

Gorillaz en Tecnópolis

La creación del ex Blur, Damon Albarn, se presentó por primera vez en la Argentina. Con un sólido show brindado el 16 de diciembre, saldó su deuda y conquistó al público de Buenos Aires en una jornada reducida por la lluvia. El londinense, eje y brújula del cuarteto virtual, repasó junto con los suyos casi la totalidad de la obra de Gorillaz con la excusa de presentar Humanz (2017), su última entrega.

Mirá también

Festival BUE: Gorillaz quemó las naves y desató la tormenta

Coldplay en el Estadio Único de La Plata

Imparables. En marzo de 2016, la banda de Chris Martin había iniciado su tour "A Head Full of Dreams" en el mismo estadio. Y luego de casi un año y medio girando por el mundo, Coldplay decidió que el tour finalice en el mismo país que comenzó: Argentina. El 14 y 15 de noviembre, en su cuarta visita al país, Martin y los suyos demostraron por qué integran una de las bandas más convocantes de la historia de la música.

Mirá también

Coldplay volvió, armó una fiesta y tributó a Soda Stereo con una versión de "De música ligera"

La Renga en Huracán

Tras 10 años sin shows oficiales en Capital, la banda de Gustavo "Chizzo" Nápoli sacudió el Estadio Tomás A. Ducó, de Parque Patricios, con su maquinaria rockera. Vale aclarar que en diciembre de 2013, La Renga fue parte de la celebración por los treinta años de democracia con un recital sorpresa en la Plaza de Mayo. Pero en julio pasado, en un show organizado por ellos, la potente banda rockera surgida en Mataderos brindó un poderoso espectáculo ante casi 40 mil personas.

Mirá también

La Renga prendió fuego el Palacio

Ravi Coltrane CCK

En su debut en la Argentina, Ravi Coltrane, el hijo del genial John, presentó el 19 de agosto pasado una propuesta de extraordinario nivel: combinó de manera magistral elementos del jazz contemporáneo con la saludable tradición del hard bop. En el CCK, el hijo del legendario John Coltrane recibió unas cuantas ovaciones de pie.

Mirá también

"Mi padre siempre me inspiró por su convicción"

The Who en el Estadio Único de La Plata

Se pudo dar. Finalmente, en un recital compartido con los Guns 'N' Roses, el 1 de octubre, los británicos tocaron en la Argentina. Y también en esta parte del mundo dejaron en claro, en 90 minutos de rock explícito, por qué 53 años después de su formación ocupan uno de los escalones más altos del podio de la historia universal del rock.

Mirá también

The Who: una deuda saldada a puro rock and roll

Gary Peacock en la Usina del Arte

En la apertura del Festival Internacional de Jazz BA 17, el miércoles 15 de noviembre en la Usina del Arte, el trío Now This (Peacock, Marc Copland y Joey Baron) ofreció un concierto exquisito con momentos de alta emotividad. El grupo liderado por el legendario contrabajista creó un auténtico escenario emocional con una revitalizadora propuesta.

Mirá también

Buenos Aires Jazz 17 – Now This Trio: La exacta combinación de excelencia y expresividad

PJ Harvey en el Personal Fest

La cantante y compositora británica fue la gran joya de la segunda jornada del Personal. Enarbolando su saxo, alternó su rol de voz líder con momentos en los que sumó su instrumento a la línea de saxo barítono y clarinete bajo que le dieron a su sonido una profundidad infinita. Lo que brindó la británica en el Club Ciudad fue de un altísimo nivel.

Los conciertos del año

PJ Harvey en el Personal Fest. Cautivante y profunda.

John Mayer en el Hipódromo de Palermo

Duró sólo una hora, pero valió cada centavo. En el cierre de su gira mundial, John Mayer estaba dando un recital impecable, pero las condiciones climáticas lo hicieron suspender. Fueron once temas, solamente, los que pudo tocar el talentoso estadounidense junto a su intachable banda que lo acompañaba en su gira mundial "The Search for Everything World Tour". Hasta que el 29 de octubre pasado, el fuerte temporal dijo "basta". Una verdadera pena.

Mirá también

John Mayer: "Soy un hombre grande muy cool"

Jamiroquai en el Hipódomo de Palermo

De regreso en Buenos Aires en el marco de presentación de su álbum "Automaton", la banda británica comandada por Jason Luis Cheetham Kay, o sea Jay Kay, dio una lección de funk, dance y acid jazz el jueves 14 de diciembre, en Palermo. Durante las dos horas del recital, gracias a su extensa lista de hits, Jamiroquai no paró de hacer bailar a un Hipódromo colmado. Impecables.

Mirá también

Jamiroquai en el Hipódromo de Palermo: ¡A bailar que se acaba el mundo!

Lollapalooza

Dentro del festival, llevado a cabo el 31 de marzo y 1 de abril, The Strokes y Duran Duran merecen una mención aparte. Tanto Julian Casablancas como sus compañeros de ruta enaltecieron el cierre del festival. The Strokes demostró que goza de una muy buena salud artística, con un presente dedicado sacarle frutos al capital que supo conseguir en el arranque de siglo. No hay que olvidar el tremendo show de la banda inglesa liderada por Le Bon. En un bello atardecer, Duran Duran unió todas las franjas etarias, se mostró intacta y volcó sus (varios) ochentosos hits para el delirio de unas (casi) 100 mil personas. Para ellos, será inolvidable.

Abel Pintos en River Plate

El 16 y 18 de diciembre, el multipremiado cantante presentó su último disco de estudio, "11", en un estadio repleto que lo ovacionó una y otra vez. Pintos, en su debut dentro de uno de los predios más míticos del país, entró en el selecto grupo de artistas que lograron llenar el Estadio Antonio Vespucio Liberti; y en su caso no una, sino dos veces.

Mirá también

Abel Pintos en River: El gran anfitrión de una emocionante fiesta familiar

Ciclo de Música Latinoamericana de la Orquesta Nacional de Música Argentina "Juan de Dios Filiberto"

En el CCK, y bajo la dirección de Luis Gorelik, la orquesta, tradicionalmente enfocada en el tango, abrió su campo de acción a otras músicas, con un homenaje a Cuchi Leguizamón, con Adrián Iaies, Roxana Amed y Antonio Formaro, más los orquestales de Popi Spatocco, y compartiendo sendos conciertos con obras de Egberto Gismonti, Yamandú Costa y Leo Masliah, con sus compositores como solistas invitados.

Ratones Paranoicos en Palermo

Con sus músicos originales (Juanse, Pablo Memi, Roy y Sarcófago), los Ratones volvieron a tocar juntos en una noche con 33 canciones, de las cuales por lo menos 28 eran hits.

Mirá también

El rock de la reparación histórica

Ciclo Estaciones Sinfónicas

También en el CCK, el colectivo Tango sin fin, creado por Exequiel Mantega y Paulina Fain fue el artífice del Ciclo estaciones Sinfónicas, en cuyo ámbito la Orquesta sin fin sumó fuerzas con Duratierra primero, y hace pocos días con la cantante catamarqueña Nadia Larcher.

La coronación de Popea

La ópera de Monteverdi se presentó en abril en el Teatro Coliseo con dirección musical de Marcelo Birman y régie de Marcelo Lombardero, en una coproducción de Buenos Aires Lírica y Nuova Harmonia, para la apertura de la temporada de ambas instituciones. Tanto por el interés del título como por la inventiva y la calidad de la realización, fue uno de los hechos salientes de toda la temporada, además de un bello canto del cisne de Buenos Aires Lírica tras 20 años de brillante labor.

In Vain

La obra del compositor austríaco Georg Friedrich Haas, se presentó en noviembre el ciclo Colón Contemporáneo en carácter de estreno argentino, dirigida por Erik Oña al frente de un ensamble de 24 músicos. Un formidable combinado argentino y alemán (solistas del Kammerensemble Neue Musik Berlin) para una de las obras maestra del siglo XXI.

¿Ha plagiado Katy Perry a una cantante polaca?

¿Ha plagiado Katy Perry a una cantante polaca?

'Bigger Than Me' suena muy parecido a un tema de 2009

Este año Katy Perry ha decidido alejarse del sonido pop de sus anteriores trabajos y experimentar con nuevos ritmos más dance en Witness. Aunque algunos de esos ritmos no suenan tan nuevos como pensábamos.

De hecho, el tema Bigger Than Me de la californiana suena muy parecido a la canción Lampa I Sofa de 2009 de la artista polaca Ania Wyszkoni. Tal y como ha publicado el medio estadounidense BreatheHeavy, el estribillo de ambos temas es casi igual.

Puedes escuchar las dos canciones seguidas en este audio que ha creado un usuario de SoundCloud. La primera mitad es de Ania, la segunda es de Katy –por si pensáis que estáis escuchando el mismo tema-.

Otro usuario de Clyp, ha ido un paso más allá y ha superpuesto las dos canciones para ver si realmente son tan parecidas. ¿El resultado? Compruébalo tú mismo.

La canción está escrita, según los créditos, por Katy, Corin Roddick y Megan James. Quién sabe si habían escuchado antes el tema de Ania o simplemente se trata de una casualidad.

Por si queréis escuchar las dos canciones por separado, también os las dejamos por aquí:

Tenemos razones para creer que Zayn Malik y Nicki Minaj tienen una colaboración juntos

Tenemos razones para creer que Zayn Malik y Nicki Minaj tienen una colaboración juntos

¿Instagram los ha delatado?

Taylor Swift, Sia, M.I.A… parece que a Zayn Malik le gusta rodearse de las mejores voces femeninas de la industria de la música a la hora de hacer colaboraciones. Chico listo.

Todo apunta a que su próxima colaboración será con una de las artistas más solicitadas del momento. Nada más y nada menos que la rapera de moda: Nicki Minaj.

¿Y cómo se han disparado estos rumores? No ha surgido de ningún movimiento fan ni nada por el estilo. Ha sido el compositor musical Robin Weisse quien, con una simple foto en Instagram, nos ha hecho pensar que esta esperada colaboración es ya una realidad.

Meet me halfway ⚡️⚡️⚡️ I'm in the studio for the next 4 hours 🙏🏻. Too many big things coming around 🙏🏻 be prepared ✍🏻️✍🏻️✍🏻️✍🏻️ ➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖ #work #nonstop #myzone #writerslife #sounds #newmusic #roadtothegrammys #music #singer #singersongwriter #songwriter #producer #universalmusic #universalmusicgroup #warnermusic #whatdreamsaremadeof #hardworkpaysoff #credits #justinbieber #jasonderulo #chrisbrown #shawnmendes #zaynmalik #theweeknd #tpain #wizkhalifa #nickiminaj

Una publicación compartida de Robin Weisse (@robthepen) el

“En el estudio durante las próximas cuatro horas”, escribió Weisse junto a la foto. ¿Y a quién etiquetó? A Zayn Malik y a Nicki Minaj. ¿No creéis que es prueba suficiente para empezar a hacernos ilusiones?

Los rumores de una posible canción entre Minaj y Malik no son nuevos. Llevan circulando desde marzo, cuando un pequeño grupo de fans pudieron escuchar un adelanto de los nuevos temas de Zayn en Londres. Es más, uno de los afortunados fue corriendo a Twitter a contar que Nicki se encontraba involucrada en uno de los nuevos temas del ex One Direction.

Aunque todo apunta a que se trata de una colaboración real, habrá que esperar para confirmarlo. Cruzamos los dedos.

Charlie Puth le ‘quita’ el glamour a sus colaboraciones

Charlie Puth le ‘quita’ el glamour a sus colaboraciones

No te pierdas sus anécdotas…

Pocas estrellas de la música que acaban de comenzar su carrera musical en los últimos años pueden presumir de tener un currículum de colaboraciones como el que tiene Charlie Puth.

Selena Gomez, Meghan Trainor, Wiz Khalifa, Liam Payne, Maroon 5 o G-Eazy figuran entre los solistas y grupos que en los últimos años han colaborado con el músico para su único álbum de estudio o para sus propios trabajos.

Sin embargo lo que en un principio podría ser un reclamo de glamour para cualquier intérprete, Charlie Puth lo ha asumido con tal naturalidad que incluso su anecdotario referido a los duetos le resta cierto glamour.

Veamos un ejemplo.

Durante una amplia entrevista con Billboard, Charlie Puth confesó a los periodistas del medio estadounidense que su colaboración con Selena Gomez para We don't talk anymore fue de todo menos glamourosa.

"Taylor nos presentó en un afterparty tiempo atrás y le comenté que debíamos hacer algo juntos. Se lo decía a todos los artistas que conocía porque no podía creer que toda esa gente quisiera trabajar conmigo. No creía que fuera a suceder pero cuatro meses después le envié a Selena la demo de We don't talk anymore y dijo que le encantaba. Llegó hasta la casa donde vivía en Hollywood Hills a las 2 de la madrugada y grabamos la canción en un estudio que improvisamos en un armario" explica el solista.

Pero no es el único caso que relata. Tiene una anécdota casi para cada una de sus colaboraciones con Maroon 5, G-Eazy… Aunque la de Liam Payne es una que realmente nos encanta.

"Canté Bedroom floor para Liam cuando estaba en el estudio. Lo divertido es que no había aire acondicionado en el estudio y allí debía hacer más de 30ºC. Él bebía leche caliente y fumaba un cigarrillo tras otro… pero cantó la canción perfectamente. No entendía cómo era posible auque a el le funcionaba perfectamente" confiesa Charlie Puth.

De correr delante de zombies en ‘The Walking Dead’ a triunfar como DJ

De correr delante de zombies en ‘The Walking Dead’ a triunfar como DJ

Chandler Riggs ahora pincha

Después de seis años escapando de zombies no nos extraña que Chandler Riggs, más conocido por su papel de Carl Grimmes en The Walking Dead, haya querido dar un cambio radical en su carrera.

El jovencísimo actor de 18 años acaba de lanzar una canción como DJ. Y no, no se trata de ninguna mezcla de la banda sonora de la serie que le dio la fama. ¡Para nada! Sino de un tema real y que, por cierto, no suena nada mal.

Su primer single se llama Hold On y en menos de una semana ha alcanzado las 100 mil reproducciones en Soundcloud. Pero no lo ha hecho solo, Riggs ha contado con la maravillosa voz de Lobaly. Para esta nueva faceta suya como DJ, Carl ha escogido el nombre artístico de Eclipse.

El propio actor se ha sorprendido con el buen recibimiento que ha tenido Hold On y ha querido compartir su alegría con sus seguidores de Twitter: “Hold On tiene 100k visitas en Soundcloud. Gracias. Estoy muy ilusionado con las cosas que os quiero enseñar”.

hold on just hit 100k on soundcloud.
thank you.
i have so many more exciting things to show you.

— chandler riggs (@chandlerriggs) 20 de diciembre de 2017

Tras The Walking Dead, volveremos a ver a Chandler en una película de terror, Keep Watching. Eso sí, habrá que esperar a que avance el 2018 para ello.